Dejar una vida atrás para alcanzar “el dorado europeo”

Por Mar Morales (@moralesmmar)

La espuma, el salitre, el viento y el vaivén de las mareas, confluyen en el escenario donde miles de vidas se arriesgan para alcanzar el territorio europeo, convirtiéndose en muchas ocasiones en un periplo con un amargo final. Son miles las almas ávidas por lograr una vida mejor cuyo último aliento se queda en el Mar Mediterráneo, que se transforma en el cementerio de esperanzas y sueños truncados.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, hasta el presente mes de septiembre se han registrado un total de 473.887 personas que han llegado por vía marítima, de los cuales más de 2.000 perdieron la vida durante su propia odisea. El organismo califica la situación de “emergencia migratoria en Europa” y recuerda que el aumento de migrantes sirios ha aumentado del 25% en 2014 al 40% en la actualidad.

Para poner de manifiesto la ardua travesía que desarrollan estas personas hasta tocar suelo europeo, el activista senegalés Dia Mamadou participó el pasado 30 de mayo en la mesa redonda dedicada al Día de África organizado por la Asociación de los inmigrantes senegaleses en España.

El encuentro tuvo lugar en el Centro Comunitario Casino de la Reina en el multicultural barrio Lavapiés y fue punto de encuentro de los desafíos y perspectivas de la inmigración clandestina del Mediterráneo. Dia contó desde su experiencia personal el largo camino que tuvo que emprender hasta conseguir su sueño, dejando atrás su familia y sus raíces.

Dia Mamadou junto a los ponentes. Fotografía: Mar Morales
Dia Mamadou junto a los ponentes/Mar Morales

Este senegalés narró su viaje de ocho días en cayuco en la publicación 3052. Persiguiendo un sueño, en el que explica que junto a él, estaban 83 pasajeros “en una embarcación de 12 metros”, demostrando que el viaje en el que perdió amigos como Ibu, “no lo hacían por gusto” y que tras pasar días sin alimento ni gasolina, “no había esperanza”.

“No había plan B, no había otra solución”, relata en su libro.

Tuit de Dia Mamadou
Tuit de Dia Mamadou

Durante el debate, varias jóvenes intervinieron para aportar su opinión respecto al trato recibido por parte de la sociedad, que aunque muchas habían nacido en España, les molestaba que les preguntaran cuál era su lugar de origen solo “por el color de piel”, concluyendo así entre gran parte de los asistentes, que algunos países occidentales “siguen siendo racistas”.

Ante esto, una de las integrantes de la mesa redonda, la abogada socialista Consuelo Cruz, se identificó con estas opiniones argumentando que aunque los hijos o nietos de africanos nacieran en territorio español, “siempre serán inmigrantes marcados por el estigma social” y tildó de “diáspora” a la actual situación de inmigración en el Mediterráneo.

Cruz manifestó su rechazo a la discriminación que ella misma ha vivido al relatar cómo en una plaza madrileña fue agredida por policías “simplemente por ser negra”, alegando que existe todavía rechazo “al diferente” y de este modo, reivindicó que tanto la cultura y el color de piel debían de unir a los ciudadanos, “en lugar de separarnos” porque, según la abogada , cualquier persona “debe sentir orgullo independientemente de su origen”.

“El afro no es el pelo, son las raíces”, manifestaba Consuelo Cruz.

El papel de las asociaciones y organizaciones internacionales

A raíz de esta situación de emigración, han surgido iniciativas como #StopNaufragios, impulsada por la asociación de Jóvenes y Desarrollo que denuncia las condiciones “infrahumanas” en las que llegan los inmigrantes, por lo que propone el objetivo de “concienciar y comprometer a la sociedad en las tareas del desarrollo humano y sostenible”, expresaba a través de un comunicado de prensa.

Senegalés con instrumento tradicional. Fotografía: Mar Morales
Senegalés con instrumento tradicional/Mar Morales

Además, desde la plataforma Change.org, se lanzan peticiones relacionadas con los emigrantes y refugiados que llegan a Europa, entre las que se encuentra “No más muertes en el Mediterráneo” con más de 400.000 firmas de apoyo. La carta está dirigida al Presidente de la Comisión Europea , Jean-Claude Juncker, a los presidentes y primeros ministros europeos y a la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini, en la que se demanda “el despliegue urgente de una operación de búsqueda y rescate a la gran escala en el Mediterráneo”.

Así, insta a la apertura de vías legales con el fin de “evitar que las personas que huyen de conflictos y la persecución” pierdan la vida en los “viajes de la muerte”. La petición procede de Tareke Brhane, presidente de “Comité 3 de octubre”, organización fundada tras el hundimiento de un barco en Lampedusa el pasado 3 de octubre de 2013 en el que perdieron la vida 368 personas.

Portada del semanario satírico francés Charlie Hebdo
Portada del semanario satírico francés Charlie Hebdo

En el último informe sobre inmigración “La vergüenza de Europa, a pique. Omisión de socorro a refugiados y migrantes en el mar” de Amnistía Internacional, se pone de manifiesto las “dificultades y limitaciones de las operaciones actuales de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo central” y como la anterior petición, insta al lanzamiento “inmediato” de una operación humanitaria “para salvar vidas en el mar”, dotada de buques adecuados, aviones y otros recursos, que patrulle donde haya “vidas en peligro”.

Este organismo propone establecer un “programa de reasentamiento propio de la Unión Europea” para aplicarlo a unos 20.000 refugiados en los siguientes dos años y añadirlo a los programas nacionales junto a un “programa de emergencia” destinado a los solicitantes de asilo de Grecia e Italia, también durante un período de dos años.

Con estas propuestas junto al programa de reubicación interno de la Unión Europea (UE), Amnistía Internacional considera que se podría contribuir a “garantizar que la carga de la crisis mundial de refugiados se comparte de manera más equitativa” entre la los Estados miembros de la UE y otras regiones del mundo.

Causas que fomentan la inmigración

Tras un verano en el que las fronteras europeas reciben a miles de inmigrantes, varios expertos se reunieron el pasado 8 de septiembre en La Casa Encendida (Madrid) en el seminario internacional “Educación y discapacidad en zonas de conflicto”, para reflejar los principales motivos por los que muchas personas deciden emigrar.

Entre las causas que impulsan la inmigración, la médico y voluntaria de la Fundación Promoción Social de la Cultura ( FPSC), Louise Lalu Dimandja, señaló que a pesar de la riqueza natural de su país de origen, la República Democrática del Congo, así como contar con la segunda selva tropical más grande del mundo; la explotación de los recursos con sus consecuentes conflictos armados, “obliga” a que muchos ciudadanos “hagan las maletas y huyan”.

También recordó que en su país la escolarización “no es obligatoria” y defendió que sin educación “no puede existir desarrollo”, denunciando que se trata de un derecho fundamental pero que en la actualidad no se ha logrado “aumentar las tasas de alfabetización”.

“La situación de la educación en mi país es deplorable”, señaló Louise Lalu Dimandja.

Algunos integrantes del seminario. Fotografía: Mar Morales
Algunos integrantes del seminario/Mar Morales

Durante el seminario se recordó que entre los Objetivos de desarrollo sostenible para 2015, se encuentra la educación y la salud, por lo que el Responsable de África y Ayuda Humanitaria de la Fundación Entreculturas, Pablo Funes, destacó la importancia de la prevención “antes del conflicto”, poniendo como ejemplo el reclutamiento de niños por parte “de los grupos armados” y alegando el papel “fundamental” de la educación ante estas situaciones.

Por su parte, el director general de Educación del Ministerio de Educación del Líbano, Fady Yarak, indicaba que existían problemas de financiación y coordinación institucional respecto a la regulación de los escolares inmigrantes así como la gestión, la educación y la finanzas “como grandes retos” con los que se encontraban muchos países del sur en la actualidad.

En este sentido, la directora de la investigación Leonard Cheshire Disability & Inclusive Development Center de la Universidad de Londres, Maria Kett, denunció que la ayuda humanitaria para la educación es “apenas de un 3 %”, demostrando la situación “paupérrima” de países como Sierra Leona, en la que se enfrentan, además, a enfermedades mortíferas como el ébola.

La pobreza, los conflictos bélicos o las condiciones insalubres que sufren miles de personas, provocan que cada día, éstas abandonen su hogar a pesar de las dificultades con las que se topan como el rechazo social o los interminables trámites burocráticos. Dejan atrás su cultura, su familia y en definitiva, toda una vida, para alcanzar “el Dorado europeo” que tanto ansían porque el caprichoso destino fue quien provocó que estas almas se encuentren en el lado del que tanto anhelan escapar.

Anuncios

Un comentario en “Dejar una vida atrás para alcanzar “el dorado europeo”

  1. Pingback: Mediterráneo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s