El drama del trabajo infantil

Marta Egido @_meMarta | Opinión

Hace apenas tres días, Cristina Rodríguez Chicote informaba sobre la liberación de 350 niños en India, que estaban siendo explotados en una fábrica en la que trabajaban más de 10 horas en condiciones infrahumanas.

Pero, por desgracia, este es uno de los pocos casos en los que los niños son liberados de la esclavitud.

Si alguien pensaba que estas situaciones eran aisladas, está equivocado. Como informa Unicef “La OIT estima que en todo el mundo, alrededor de 215 millones de niños menores de 18 años trabajan, muchos a tiempo completo. En África subsahariana, 1 de cada 4 niños de 5 a 17 años trabaja, en comparación con 1 de cada 8 en Asia y el Pacífico y 1 de cada 10 en América Latina.”

¿Qué es y qué no es trabajo infantil?  

La Organización Mundial del Trabajo (OIT en sus siglas en inglés) explica que no se considera trabajo infantil la participación de menores en labores que no atentan contra su salud física y moral, ni que impiden o interfieren en su escolarización.

Por el contrario, el trabajo infantil es definido como aquel que “priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico”. Es decir, no se considera trabajo infantil el hecho de que los niños ayuden a sus padres algunas horas en negocios, por ejemplo.

Testimonios

Kailash Satyarthi es un activista indio, galardonado con el Premio Nobel de la paz en 2014, que dedica sus esfuerzos a combatir el trabajo infantil. La Información.com publicó este vídeo de la agencia EFE en el que se recoge el testimonio de un niño que fue explotado, y posteriormente liberado por Kailash Satyarthi. (Pulse aquí para ver el vídeo)

Burma. Foto: Steve McCurry
Burma. Foto: Steve McCurry

El fotógrafo Steve McCurry publicó en su blog 22 fotografías, bajo el título Infancia Robada que documentan el trabajo infantil en diferentes partes del mundo, como Filipinas, India o Afganistán. En la imagen superior aparece un niño esculpiendo estatuas de Buda. En la  imagen inferior, un niño nepalí transporta una cesta.

Nepal. Foto: Steve McCurry
Nepal. Foto: Steve McCurry

En esta imagen, según la descripción del fotógrafo, un niño de 11 años descansa a las afueras de una mina de oro donde trabaja en Mindanao, Filipinas.

Filipina. Foto: Steve MacCurry
Filipina. Foto: Steve MacCurry

La pobreza es la principal causa del trabajo infantil, ya que muchos niños se ven obligados a ayudar a su familia, pero como afirman desde Observatorio del Trabajo en la Globalización, esto es un círculo vicioso que acaba generando más pobreza.Los niños que trabajan y no obtienen ningún tipo de educación perpetúan el modelo de familia, en el que tener muchos hijos no es una carga, ya que son los que aportarán ingresos a la economía familiar.

Por parte de los empresarios, contratar mano de obra infantil supone un ahorro, entre otras cosas porque pueden trabajar por menos dineroy, además, ser más controlados que los trabajadores adultos porque son más dóciles.

Esta situación no es ajena en nuestro país. Aunque la OIT afirma que en España apenas existen niños que desempeñan funciones laborales como tal, el trabajo y la explotación infantil se esconde tras la prostitución y la mendicidad. Por ejemplo, en 2013, fue desarticulada una banda que se dedicaba a la prostitución de menores, que captaban a base de regalos y dinero. 20 menores varones, con edades comprendidas entre los 12 y 16 años, estaban ejerciendo la prostitución.

Además, en 2012, saltó el escándalo del trabajo infantil en la industria textil, a raíz del informe Captured by Cotton (que pueden descargar aquí) elaborado por Centre for Research on Multinational CorporationsIndia Committee of the Netherlands, en el que se ponía de manifiesto que niñas y adolescentes trabajaban sin contrato, más de 72 horas a la semana por un salario de 0.88 euros al día.  La prendas elaboradas en estas condiciones eran compradas por empresas como Tommy Hilfiger, Timberland, H&M, Marks&Spencer, Diesel, Gap, C&A, El Corte Inglés, Inditex y Cortefiel.

La consultora Maplecroft realizó un informe sobre el trabajo infantil en el mundo. De los 197 países analizados, 76 (frente a los 68 del año pasado) tienen un “riesgo extremo” de acabar siendo cómplices del trabajo infantil. Este aumento del 10% se debe, según el estudio, al aumento de la inseguridad y la recesión económica.

Desde Maplecroft aseguran “El aumento global en el uso de trabajo infantil es causado principalmente por una situación de deterioro de la seguridad humana en todo el mundo. Esto ha resultado en un aumento del número de niños desplazados internos y refugiados que, junto con los niños de las comunidades minoritarias, continúan siendo los grupos de mayor riesgo de la explotación económica”

Mapa sobre el trabajo infantil en el mundo, elaborado por Maplecroft.
Mapa sobre el trabajo infantil en el mundo, elaborado por Maplecroft. Rojo: Riesgo extremo | Naranja: Alto riesgo |Amarillo: Riesgo medio | Verde: Bajo riesgo | Gris: Sin datos

Los países con mayor riesgo de trabajo infantil, en orden son:

  1. Myanmar
  2. Corea del Norte
  3. Somalia
  4. Sudán
  5. RD Congo
  6. Zimbawe
  7. Afganistán
  8. Burundi
  9. Pakistán
  10. Etiopía

Maplecroft señala que algunas de las economías de mayor crecimiento, como Filipinas (25), India (27), China (36), Vietnam (37) Indonesia (46 ) y Brasil (54) están particularmente expuestos al trabajo infantil.

Los Derechos del Niño recogen, entre otros, el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo adecuado de todos los niños, y la Organización Mundial del trabajo propuso el 2016 como fecha en la que se pusiese fin a las peores formas de trabajo infantil, pero todavía queda mucho por hacer.

Es necesario que exista por parte de los Gobiernos un compromiso político, legal y judicial. Pero no solo de los Estados depende la erradicación del trabajo infantil. También es necesario que las empresas no fomenten ni participen directa o indirectamente en nada que pueda implicar o haber implicado trabajo infantil. También por parte de los ciudadanos, no reclamando ningún tipo de servicio que implique a menores, denunciando, y sobre todo, concienciándonos.

Anuncios

Un comentario en “El drama del trabajo infantil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s