El imperio pacífico

Jaime A. G. Cinca/@Jaume_Cinca

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha defendido recientemente que Japón pueda poner en marcha operaciones militares en el exterior para rescatar a ciudadanos del país tras la ejecución del periodista de 47 años Kenji Goto por parte del grupo terrorista “Estado Islámico”, intervenciones posibles gracias, a la reinterpretación que el Gobierno hizo en 2014 del artículo nueve de la Constitución Pacifista del país, en el que se señala que el país no puede declarar la guerra o participar en conflictos en suelo extranjero, impuesta después de la Segunda Guerra Mundial.

Abe ha indicado en el Parlamento japonés que no se deberían aplicar “consideraciones geográficas” al ejercer la Auto Defensa Colectiva, limitada por el mencionado artículo y que impide al país el uso de la fuerza en conflictos internacionales.

ARTÍCULO 9. Aspirando sinceramente a una paz internacional basada en la justicia y el orden, el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación y a la amenaza o al uso de la fuerza como medio de solución en disputas internacionales.

Con el objeto de llevar a cabo el deseo expresado en el párrafo precedente, no se mantendrán en lo sucesivo fuerzas de tierra, mar o aire como tampoco otro potencial bélico. El derecho de beligerancia del estado no será reconocido.

 

Otras interpretaciones de la Constitución Pacifista

La reinterpretación llevada a cabo en 2014 por el Ejecutivo nipón de la Constitución y del mencionado artículo 9 de la Ley Fundamental no es la primera. Tras ser derrotado en la Segunda Guerra Mundial, la reconstrucción del país asiático quedó al cargo del general Douglas Macarthur, Comandante Supremo de la las Fuerzas aliadas en Japón y como consecuencia la elaboración de una nueva Carta Magna, cuya redacción corrió a cargo del general Whitney bajo tres principios fundamentales claros impuestos por Macarthur: mantener al emperador en un sistema democrático, suprimir el derecho a la guerra y el mantenimiento de fuerzas armadas y abolir los títulos y privilegios de la nobleza.

Macarthur acordó con el primer ministro, Kikujiro Sidehara – cargo que ocupó durante la reconstrucción del país-, que Japón se comprometiera a renunciar a la guerra. En su autobiografía el político nipón admitió que “para mantener al emperador y la esencia de la nación, sólo había un camino, que Japón se convierta en el país de la paz”.

Doctrina Yoshida y Fukuda

Con la Guerra de Corea, Japón creó el germen de su actuales Fuerzas de Autodefensa –nombre que recibe el ejército nipón- y para justificar su nacimiento, el primer ministro Yoshida (dos periodos como primer ministro, el más largo del 48 al 54) reconoció el derecho a la legítima defensa del país.

Años más tarde, se aprueba el National Defense Program Outline en 1976 que proyectaba un plan entre la defensa autónoma y la defensa limitada en el que Japón pudiera afrontar agresiones limitadas y a pequeña escala. Además, se estableció un techo de gasto del uno por ciento del PIB –Producto Interior Bruto- nipón en defensa y se prohibieron las exportaciones de armamento. La doctrina Fukuda acentuaba la importancia de asegurar Japón mediante el uso de acciones no militares.

Afganistán e Irak, nuevas hojas de ruta de defensa nacional

Las operaciones militares de Japón en el extranjero han ido muy ligadas a la relaciones que el “Imperio del Sol Naciente” tiene con Estados Unidos. En la guerra de Afganistán las Fuerzas de Autodefensa niponas, amparadas por la Ley de Lucha contra el Terrorismo, que ampliaba el poder de acción del ejército reinterpretando el artículo 9 de la Constitución, dieron apoyo logístico y médico en el Océano Índico a la coalición liderada por el país norteamericano.

En Irak, las Fuerzas de Autodefensa se trasladaron por primera vez a un país que estaba en guerra, desplegándose en Samawah, asegurada previamente por Estados Unidos y Reino Unido. Japón ofreció apoyo logístico durante la invasión y se aprobó la Ley de Medidas Especiales de Asistencia Humanitaria y Reconstrucción en Irak. Previamente, en 1992, se crea la Ley de Cooperación en Operaciones para el Mantenimiento de la Paz, que permite al ejército nipón participar en misiones de mantenimiento de la paz fuera de su territorio bajo la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La reinterpretación de Shinzo Abe

“Japón necesita un marco legal sin fisuras para hacer frente a las amenazas a su seguridad”, así explicó el primer ministro japonés -reelegido a finales de 2014 tras un adelanto electoral-, el conservador Shinzo Abe, la medida que permitirá al país nipón por primera vez a ejercer el derecho de “autodefensa colectiva”, si “la existencia del país se ve amenazada y existe un claro peligro de que se vean anulados los derechos del pueblo a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

La medida, adoptada en julio de 2014 fue negociada por Abe durante un mes con su socio de coalición, el budista y conservador Nuevo Komeito, que se había opuesto radicalmente a revisar o reinterpretar el artículo 9, aunque al final aceptó incluir el derecho de autodefensa.

Abe, que explicó que el país “mantendrá su estatus pacifista”, ha justificado lo impopular de la medida – las manifestaciones en contra de la revisión, congregaron a miles de personas frente a su residencia para que ese cambio se hicieran mediante referéndum- aduciendo que Japón necesita ser un “actor activo” en lo relativo a la seguridad en la comunidad internacional.

La medida recibió el apoyo de Estados Unidos y generó críticas y desconfianza de los países cercanos a Japón como Corea del Sur y China.

A principios de 2015 Japón aprobó el mayor presupuesto destinado a defensa de su historia. En 2013 anunció un aumento del gasto en un cinco por ciento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s