El arte más íntimo de Antoni Tàpies vuelve a visitar Estados Unidos

Una exposición en Miami muestra el arte del español Antoni Tàpies (1923-2012) “visto por sí mismo” a través de una selección retrospectiva de 50 piezas que el revolucionario pintor, escultor y teórico guardó para su colección privada a lo largo de su carrera.

“Tàpies. From Within”, que permanecerá abierta al público en el Pérez Art Museum (PAMM) hasta el 3 de mayo, ofrecerá al público una “visión no canónica que ensancha la idea del Tápies típico”, dijo Vicente Todolí, comisario de la muestra.

Una persona observa un cuadro de Tàpies. Crédito: EFE (Nora Quintanilla)
Una persona observa un cuadro de Tàpies. Crédito: EFE (Nora Quintanilla)

Todolí, exdirector de la Tate Modern de Londres, explicó que el contenido de la exposición procede en su totalidad de la colección privada del artista y de la Fundació Antoni Tàpies, organizadora junto al Museu Nacional d’Art de Catalunya de esta versión reducida de “Tàpies. Des de l’interior”, celebrada en Barcelona en 2013.

El comisario jefe del Museo, Tobias Ostander, quien participó en la selección de las 50 piezas expuestas en Miami, destacó el buen momento para “revisitar” el trabajo de Tàpies, pasado un tiempo desde la última vez que se expuso una retrospectiva suya en Estados Unidos, en la década de los 90.

Las piezas, en algunos casos inéditas y en general poco expuestas al público, abarcan pinturas, ensamblajes y dibujos de gran formato elaborados por el polifacético artista desde 1945 hasta 2011, el año previo a su muerte.

Dispuestos en sentido cronológico, los trabajos revelan la influencia de diferentes movimientos artísticos en la obra de Tàpies, desde el surrealismo hasta el expresionismo abstracto y el arte conceptual. El rasgo común que todos comparten, señaló el comisario, es una “radicalidad y libertad de medios expresivos” que huye de la firma del autor; que va “a la búsqueda de problemas y no de soluciones”.

Destaca en ellos el uso de “materiales pobres”: arcilla, camisetas usadas, trozos de cartón o tablas de madera que el artista encontraba en su estudio. Para el considerado como uno de los máximos exponentes mundiales del informalismo, todos los objetos tenían el mismo valor y no se sometían a una “jerarquía”, comentó Todolí.

Precisamente, ejemplo de esta filosofía y del movimiento “arte povera” es su obra “Cadira i roba” (Chair and clothes, 1970), una silla sobre la cual reposan varias toallas que “reciben una segunda vida”. “Al final, es el mito del eterno retorno: nada desaparece, solo se transforma, y aquí se transforma por la acción del propio artista”, apuntó.

“Cadira i roba”. Crédito: Fundació Tàpies

Ostander explicó que en manos de Tàpies materiales como la tierra, la suciedad o la basura se convierten en “herramientas para la contemplación” y la materia física es capaz de expresar ideas sobre la sociedad. Subrayó también la referencia del artista a los grafitis, por ejemplo, en “Sóc terra” (I am Earth, 2004), donde se mezclan con pintura para dar voz a las preocupaciones espirituales y ecológicas del artista.

“Sóc terra”. Crédito: Pérez Art Museum Miami

“Tàpies habla de lo humilde, lo sucio, de cosas que no brillan ni son espectaculares, y pensé que sería interesante traerlo a Miami, donde hace de contrapunto”, explicó el comisario jefe del PAMM, el principal centro de arte del estado de Florida desde su inauguración en 2013.

(Información extraída de un artículo escrito por Nora Quintanilla para la Agencia EFE y publicada en este blog sin ánimo de lucro)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s