Medellín y Lima, las dos ciudades de América Latina que más crecieron en 2014

La colombiana Medellín y Lima, la capital de Perú, son las dos ciudades de América Latina que tuvieron un mayor crecimiento económico en 2014 y las únicas de la región que figuran entre las 50 zonas metropolitanas con mayor desarrollo del mundo, según un estudio publicado hoy por la Institución Brookings.

“El crecimiento global está presente, pero el futuro del crecimiento está en el aire” es la conclusión que extrajo Jesús Leal Trujillo, coautor del estudio divulgado hoy sobre el desarrollo económico de las 300 áreas metropolitanas más grandes del mundo. Basado en el producto interno bruto (PIB) per cápita, el estudio “Global MetroMonitor” incluye dentro de las 300 urbes más desarrolladas del mundo a 22 ciudades latinoamericanas, aunque solo cinco se sitúan en la mitad superior de la tabla por su crecimiento económico.

Las ciudades que más crecieron en 2014

Medellín, que hizo crecer en 2014 su PIB per cápita un 4,2 %, se sitúa en el puesto 46 y a la cabeza de la región, seguida por Lima, que ocupa la posición 48, con un crecimiento del 2,9 %. Estas son las únicas ciudades latinoamericanas que están en el “top 50”, seguidas en el puesto 88 por Bogotá, que según el estudio incrementó su PIB per cápita en 2014 un 3,2 %.  Para encontrar a otra urbe latinoamericana en la tabla hay que seguir hasta el puesto 147, en el que figura Ciudad de México, con un aumento del 1,6 % de su PIB per cápita, seguida por otra urbe mexicana, Guadalajara, con un 0,8 %.

El resto de zonas metropolitanas de Suramérica se encuentran en la parte inferior de la tabla, o incluso más abajo.  En el “top 20” de las ciudades que menos crecieron en 2014, figuran Sao Paulo, Porto Alegre y Campinas (Brasil), Buenos Aires y Caracas.  “Estas ciudades son sumamente importantes para la región. Sao Paulo es la economía metropolitana más grande de América Latina. Claramente, un importante descenso de las economías de estas ciudades tiene importantes repercusiones en la región”, subrayó Trujillo. El experto explicó “la desaparición del dinamismo que había caracterizado a América Latina” por el crecimiento a “un ritmo menos vertiginoso” del sureste asiático y de la región Asia-Pacífico, que tradicionalmente han importado materias primas y petróleo de Suramérica.

A pesar de ello, el informe apunta como “focos de crecimiento” a 29 áreas metropolitanas de la región Asia Pacífico, entre las que destaca Macao, la capital de la región administrativa especial china del mismo nombre, que encabeza la lista mundial con un mayor crecimiento del PIB por persona del 8%.  Las ciudades que más crecieron después de las asiáticas, fueron 27 urbes de Norteamérica, entre las que destacan las estadounidenses Austin y Houston, ambas en el estado de Texas, así como Raleigh (Carolina del Norte) y Fresno (California). Trujillo atribuye el crecimiento de Houston y Fresno al “boom” energético que Estados Unidos ha experimentado en el último lustro con nuevas técnicas de extracción de gas y petróleo, como la fractura hidráulica.

La bonanza económica de Austin y Raleigh se explica por la especialización de estas ciudades en manufacturas avanzadas de altos niveles de innovación y economías especializadas en conocimiento, según el investigador.  Con la vista puesta en el futuro, el experto advierte de que la gran bajada del precio de los hidrocarburos repercutirá en el crecimiento de Houston y Fresno y prevé un crecimiento más moderado para ambas ciudades en 2015.

Las tesis del estudio comulgan con las conclusiones que el Fondo Monetario Internacional (FMI) extrajo de la actualización del informe de “Perspectivas Económicas Globales”. Para el FMI, los dos años consecutivos de recesión económica de Argentina y Venezuela, y el crecimiento “anémico” de Brasil son los mayores focos de inquietud en una región estancada. En su informe, el Fondo rebajó su pronóstico de crecimiento regional al 1.3% en 2015, nueve décimas menos que en octubre; e hizo lo mismo respecto a 2016, al situarlo en el 2.3%, cinco décimas menos.

“Hoy lo que se siente en gran parte de América Latina y el Caribe es inquietud”, dijo el director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en una rueda de prensa en la sede del organismo, en Washington. Después de varios años en los que América Latina crecía por encima de las economías avanzadas, las estimaciones para este año plantean que el crecimiento regional sea la mitad del de los países más desarrollados.

Como factores de este frenazo, el organismo internacional apuntó al descenso de los precios de las materias primas, en especial del petróleo. Lo cierto es que seis años después de la crisis económica que sacudió al mundo, el continente americano no termina de recuperarse. Crece pero a un ritmo más lento. Frente a ello, las ciudades del área de Asia Pacífico, del centro de Asia y del Este de Europa aprietan el acelerador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s