Legalizar las drogas, único camino para vencer al narco

BEATRIZ PASCUAL MACÍAS/ OPINIÓN

Washington, 5 feb.- “Plata o Plomo”. Unos labios secos disparan y el aire se congela. Ha llegado el narco y un grito sordo desgarra la habitación. Cien años de mano dura contra las drogas, miles de muertos, centenares de miles de presos y redes criminales en expansión. El Estado cada día contra las cuerdas. Basta. Es hora de atacar la fuente dorada de ingresos del narcotráfico. Es hora de legalizar la droga.

Lo sabe el intelectual y escritor uruguayo Eduardo Galeano. Lo dijo, ante los focos durante la presentación de un libro, el Nobel peruano Mario Vargas Llosa. Se lo han tatuado a flor de piel intelectuales, artistas y políticos. El debate es gastado y tozudo. Viejos vasos de whisky y jóvenes cuerdas de guitarra han discutido entre susurros y a gritos. “¡Legalicen las drogas!”, clamaban unos. “Es la única solución”, se resignaban otros.

Y así durante años. Gira, grita, corre…y, sobre todo, muere. El debate ha girado como una peonza, huérfana, entre las golosinas de un patio de colegio. Gira y Gira. Y, por fin, el “maestro” baja la vista. Estados Unidos legaliza el consumo de la marihuana medicinal en 23 estados y con fines recreativos en otros cinco. El fenómeno capta la atención de algunos países del Cono Sur. Y amenaza con expandirse.

Marihuana EEUU

Nada podía haberse hecho antes. Todo tiene que hacerse ahora. Ya se sienta a la mesa el interlocutor principal. Todo lo que hay que hablar sobre las drogas, hay que hablarlo con Estados Unidos. La mordida y el soborno hablan español e inglés. Y si la droga pasaba -y pasa- por Río Bravo y cruza el desierto de Arizona no es por la gran vigilancia de la patrulla fronteriza. “¿A cambio de cuánto? Adelante”.

Adelante, adelante. Estados Unidos es el mayor consumidor de droga a nivel mundial. Crack, heroína y cocaína sesgan clases sociales enteras. Las jeringuillas oxidadas intoxican el humo de los fumaderos de crack. Son los años 70 y 80. La ola se hace demasiado grande y Nixon y Reagan se inventan la guerra contra las drogas. ¿Frenar a las drogas? Sí, pero mejor atacar a la fuente, que al consumidor. Mano dura contra Afganistán o Turquía, Myanmar, Colombia o México.

“La mejor democracia del mundo” crea dentro de su territorio la prohibición de las drogas, la convierte en el producto nacional y expande el dogma fuera de las fronteras. Millones de dólares para el “Plan Marshall” de Colombia. Bill Clinton y Andrés Pastrana se estrechan la mano. Comienza el Plan Colombia. Militarización, destrucción de cultivos de coca y campesinos estupefactos. La guerra contra las drogas se convierte en la guerra contra el terrorismo. Más represión. Las FARC y las mafias sacan músculo.

Plan Colombia

Años 80. En México se desata la tormenta perfecta. Cae el cártel de Sinaloa y con él su monopolio del terror, que se duplica y triplica con el nacimiento de decenas de bandas rivales. La guerra contra las drogas desata la guerra entre los cárteles del narcotráfico. El “Chapo Guzmán”, heredero sinaloense instaura el imperio del terror. La cruzada se libra en calles y callejones. La sangre resbala entre los muros y alcanza a políticos, intelectuales y periodistas. Todos los que cuestionaban el poder del narco -o la connivencia del narco con la política – son sospechosos de tentar a la muerte.

México se convierte en la principal puerta de entrada. La coca no puede pasar por el Caribe para llegar a Estados Unidos y, balazos, se abre paso en México. “Compatriotas, la situación es insostenible”. Accede a la presidencia Felipe Calderón. Implementa la “Estrategia Nacional de Seguridad”, declara la guerra contra el narco y el Ejército entra en Michoacán, Tijuana, Nuevo León, Guerrero y Morelos. “Cuando uno mira los resultados de Calderón, la mayoría de la gente le dirá que no ha funcionado. Ha muerto mucha gente”. Habla el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan.

Armas, botas de combate, fusiles. El despliegue militar tiene gastos…y responsables. En la grotesca guerra contra el narcotráfico, Estados Unidos es el célebre actor secundario. Da a México 2.300 millones de dólares para gastos militares. Más dinero. Hasta los estadounidenses saben que no ha funcionado. “Quisiera que hubiéramos hecho más. Hay partes de México que están comenzando a parecer un Estado Fallido”. Condoleezza Rice, ex Secretaria de Estado.

Padre "Goyo"

“Plan Mérida: EEUU pone las armas, México pone los muertos”. La pancarta la despliegan frente a la Casa Blanca acompañantes del sacerdote mexicano Gregorio López Gerónimo, conocido como padre “Goyo”. “Estas armas hechas en EE.UU. están cayendo en manos no solo del Ejército, también de los grupos delictivos”, clama el sacerdote, de 46 años, y amenazado de muerte por el cártel de Los Caballeros Templarios. “Ya me cansé”, repiten conocidos y desconocidos de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos.


Retumban los tambores y relinchan los caballos. El narco sube la vista, a uno y otro lado de la frontera.

Frontera

Estados Unidos pisa el freno. ¿Ser o no ser? El 75 por ciento de los americanos creen que la compra y uso de la marihuana será un día legal en todo el país. “La marihuana no es más peligrosa que el alcohol o el tabaco”. Habla Barack Obama, que en una entrevista con el New Yorker, confesó que fumó marihuana de joven. “Lo veo como un mal hábito y un vicio no muy diferente a los cigarrillos que he fumado durante mi juventud y en gran parte de mi vida adulta. No creo que sea más peligroso que el alcohol”, explica. Pero, advierte la legalización no es la “panacea” que resuelva todos los problemas.

4-2-14-5
Apoyo entre los estadounidenses para la legalización de la marihuana

La marihuana sigue clasificada como una droga ilegal bajo la ley federal estadounidense, pero la Administración Obama da margen a los estados para desarrollar sus propias normativas. En noviembre de 2012, Washington y Colorado hablan por primera vez del mercado de la marihuana. Cultivar, producir y vender. Se suman al carro Alaska, Oregón y el Distrito de Columbia. Pero, no todos son facilidades. El Congreso -republicano- bloquea los fondos con los que la capital federal iba a financiar la iniciativa.

Autoridades y expertos advierten: legalizar la marihuana en algunos estados de Estados Unidos, especialmente en California, podría acarrear “paradojas” con México, que pasaría de “exportar” “importar” cannabis de forma legal. “La paradoja sería que México acabara importando marihuana legal de Estados Unidos”. Habla Lisa Sánchez, directora de programas de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD). Legalizar drogas al otro lado de la frontera aviva el debate en México.

No solo en México. Las Naciones Unidas también han fruncido el ceño ante el libre albedrío. La decisión de varios estados de legalizar la marihuana para uso recreativo “no está en línea con las convenciones internacionales” sobre drogas, advierte el máximo responsable de la ONU en la lucha contra los narcóticos, Yuri Fedótov. Y el diplomático amenaza: Estados Unidos debe de cumplir con la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961, adoptada por 186 países, incluido Estados Unidos. Nada de fumar cannabis entre risas. La convención solo permite el uso de marihuana con fines medicinales y científicos.

Marihuana

Opiniones muchas y diversas, también dentro de las Naciones Unidas. “Estados Unidos debe aprovechar “la oportunidad más obvia que ha tenido en 30 años” para acabar con la violencia que desata el tráfico de drogas dentro y fuera de sus fronteras. Habla Sandeep Chawla, durante 20 años director de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Y, para acabar con la violencia, cambio de política. Nada de imposición, como en el pasado.

Es hora del diálogo. Estados Unidos debe dialogar con todos los países latinoamericanos para poner sobre la mesa la regularización del cannabis. La ocasión perfecta: la Asamblea General Extraordinaria de la ONU, que se celebrará en 2016. Durante esta sesión, se evaluarán y debatirán problemas mundiales…como el control de drogas. “Es crucial que los países entiendan que están ante una oportunidad histórica para abrir un debate que ha estado cerrado durante los últimos años”, subrayó Chawla.

El debate está abierto. Y varios países de América del Sur ya han tomado la iniciativa. “Se trata de regularizar la droga, no de legalizarla. El mercado ya existe, así que reconozcamos que existe un mercado”. Habla el presidente de Uruguay, José Mujica. El guerrillero, convertido en presidente, impulsó la ley que regula el mercado de esta planta. “No sabemos si eso va a funcionar pero sabemos que lo que hacemos no funciona. 100 años de represión”, sigue.

Porque si hay algo peor que la droga, eso es el narcotráfico. La prohibición es la que genera el mercado ilícito y el mercado ilícito sube el precio de la droga. Los grandes beneficios rebajan los requisitos de la ética, también de la poca ética que existe entre delincuentes. Y así, la disputa violenta por los grandes beneficios crea nuevas formas de matar y morir, que hielan la sangre y sirven para amedrentar a los competidores. “Plata o plomo”.

O…”diálogo”

“Socialistas del siglo XXI”, derechas e izquierdas. Diferentes tendencias políticas se han dado la mano en Latinoamérica para debatir sobe la legalización de la marihuana. Hasta el presidente colombiano Juan Manuel Santos, aliado clave de Washington, apuesta por un “nuevo enfoque”. Guatemala y Chile debaten sus propias leyes de regularización. Pero, ¿qué quiere Estados Unidos? Las miradas se viran al norte, ¿nos ayudará la policía del mundo?

Anuncios

Un comentario en “Legalizar las drogas, único camino para vencer al narco

  1. “Sí, pero mejor atacar a la fuente, que al consumidor. Mano dura contra Afganistán o Turquía, Myanmar, Colombia o México” Lo uno no excluye lo otro, que en EE UU se castiga a los consumidores con enorme dureza. Y, dado que las agencias antidroga de la ONU siempre han bailado al son que tocaba EE UU, el actual “enfrentamiento” es más una pantomima que otra cosa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s