Al-Khansaa: la brigada yihadista contra las mujeres

La frontera entre Turquía y Siria se ha convertido la principal puerta de entrada de yihadistas extranjeros que se dirigen hacia el califato del Estado Islámico. Constituye una zona en la que el escaso control sobre el paso de militantes de Abu Bakr al-Baghdadi choca de frente con la enorme dedicación del Ejército para evitar el paso de voluntarios kurdos no sirios que pretenden defender Kobane, al norte de Siria. Fue a través de esos mismos pasos fronterizos, como el aeropuerto de Estambul o la puerta de Ceylanpinar, por los que Aqsa Mahmood cruzó hace casi dos años, proveniente de Glasgow (Escocia), para unirse a las filas de Al-Khansaa.

Uno de los pasos de control en la frontera entre Turquía y Siria
Uno de los pasos de control en la frontera entre Turquía y Siria

Cristina Rodríguez Chicote (@crisrdch) – En las primeras líneas de la Brigada Al-Khansaa encontramos a Aqsa Mahmood. Esta británica se desplazó a la ciudad de Raqqa (Siria) en noviembre de 2013 con la decisión de dedicar su vida a abogar por ISIS. Sus familiares creen que Aqsa, que había llevado una vida alejada por completo del radicalismo islámico, habría podido establecer esos vínculos a través de internet. A través de las redes sociales entró en contacto con personas que le ayudaron a viajar desde su ciudad natal hasta Siria.

Aqsa Mahmood / Captura de un vídeo de CNN
Aqsa Mahmood / Captura de un vídeo de CNN

Algo parecido ocurrió con “Khadija”. De esta forma se hace llamar esta profesora siria, que decidió abandonar su trabajo en un colegio para formar parte del grupo radical ISIS. Durante el comienzo de la guerra civil en su país, Khadija secundó las protestas contra el régimen de Bashar al Assad. Un tiempo después conoció en internet a un tunecino que la convenció para unirse a ISIS, y decidió trasladarse con toda su familia a la ciudad de Raqqa, cuna de Al-Khansaa, donde fue introducida en la brigada por una prima suya. Allí aprendió a disparar, a desmantelar y a limpiar las armas de fuego, a cambio de 200 dólares mensuales y raciones de comida, explica a una entrevista que concedió a la CNN. Khadija ya no forma parte de las filas de Al-Khansaa, decidió abandonar al observar las atrocidades que los combatientes hacían a sus esposas y al ser presionada por su comandante para que se casara: “En este punto dije basta. Después de todo lo que había visto y todas las veces que me había quedado callada, diciéndome a mí misma ‘estamos en guerra. Una vez que termine todo será rectificado’. Tras esto, decidí que debía irme”. Ahora es perseguida por todas aquellas mujeres que habían estado junto a ella en la brigada.

Al-Khansaa y el manifiesto de las  mujeres yihadistas

“Hemos establecido la brigada para crear conciencia de nuestra religión entre las mujeres y para castigar a las que no cumplan con la ley. La yihad no es solo un trabajo de hombres, las mujeres también deber hacer su parte”. Bajo estas palabras, un oficial del Estado Islámico definía y defendía la actuación de esta rama del yihadismo, dirigida por mujeres y con el objetivo de controlar a las mujeres.

Al-Khansaa fue establecida por el Estado Islámico con el objetivo de vigilar a aquellos miltantes contrarios al régimen de ISIS que trataban de cruzar los puestos de control vestidos de mujer. Pero el papel de estas mujeres yihadistas ha ido más allá. Ahora vigilan a las mujeres, que son perseguidas y castigadas por el simple hecho de usar incorrectamente el velo o caminar solas por la calle sin un acompañante masculino.

Un documento publicado en un foro yihadista aproximadamente hace un mes, que pretende ser el manifiesto de la Brigada al-Khanssaa, define los comportamientos que deben tener las mujeres musulmanas y el rol que les ha sido impuesto en su día a día. En el texto se describe que las mujeres musulmanas tienen que estudiar, entre los 7 y los 9 años, el árabe coránico y las ciencias, en concreto las ciencias sociales y la contabilidad. De los 10 a los 12 años se dedicarán al estudio de la religión y a la normativa del matrimonio. También comenzarán a aprender habilidades como la costura y la cocina. Entre los 13 y los 15, se les enseñarán los cuidados que deberán tener con sus hijos, así como la historia islámica, la vida del profeta y sus seguidores. Otro de los aspectos más controvertidos es el de la legitimidad del matrimonio de una niña con 9 años. “Las chicas más puras podrán casarse a los 16 o 17 años, mientras aún conserven su juventud y actividad”, señala el documento, que ha sido recientemente traducido por la Fundación Quilliam, un centro de estudios por la lucha contra el extremismo situado en Londres.

El manifiesto incluye además una extensa condenación a la cultura occidental, en especial nuevamente a las mujeres “El modelo elegido en occidente falló en el momento en que las mujeres fueron liberadas de sus casas”, sentencia. Y es que, según las reglas del Estado Islámico, “la función fundamental de una mujer es estar en casa con su marido y sus hijos (…) y tan solo deben salir de sus casas para servir a la comunidad en circunstancias excepcionales”, como puede ser servir a la yihad cuando no hay hombres disponibles o para estudiar religión. En el caso de aquellas mujeres que se dediquen a la medicina, tiene permiso para salir, pero siempre “manteniendo estrictamente las pautas de la sharia”.

(Reuters)
(Reuters)

Las mujeres y niñas de Raqqa viven atemorizadas por el miedo a sufrir los castigos de Al-Khansaa. La presencia femenina en el terrorismo islámico es un hecho reciente y en constante crecimiento. Cada vez más mujeres matan y mueren por un régimen auto-instaurado como es el Daesh (término árabe que designa al Estado Islámico), que las oprime y las reduce a meras marionetas de un problema que afecta por igual a los musulmanes, a los cristianos y a cualquier otro grupo religioso que haya sufrido la persecución yihadista en Siria. Ante todo, el yihadismo debe entenderse como una completa violación a las enseñanzas de la religión islámica.

Anuncios

2 comentarios en “Al-Khansaa: la brigada yihadista contra las mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s